Hace 16 años, Leonor Espinosa inició un viaje por la etnobotánica y la gastronomía de las culturas que habitan los diversos biomas colombianos.

Nuestro proceso creativo se apoya en la fundación FUNLEO y se fundamenta en elementos que permiten trasladar las sensaciones y emociones a un relato donde sentir, oler, recordar, transitar, observar, escuchar y experimentar, nos permite construir una narrativa de la cocina colombiana que hemos denominado CICLOBIOMA.

La propuesta de bebidas de la sommelier Laura Hernández está sustentada en fermentados étnicos y destilados propios que exaltan la biodiversidad del TERRITORIO.

El restaurante cuenta con dos espacios, La Sala de Leo donde ofrecemos un recorrido por la riqueza biocultural de territorios étnicos a través de menús de pasos o degustaciones, y La Sala de Laura, una nueva propuesta que brinda una selección de vinos y cócteles únicos, con un menú abierto para escoger amparado en igual filosofía culinaria.

Degustación de ocho
tiempos

Aperitivos
Seis tiempos
Territorio cacao y café

Duración estimada 1:40 minutos.

Degustación de trece
tiempos

Aperitivos en dos tiempos
Diez tiempos
Territorio cacao y café

Duración estimada 2:40 minutos.

La Sala

Un menú conformado por una serie de platos basados en ingredientes de nuestra biodiversidad recreados con tendencias del mundo.

La cava

En las manos de la chef y de la sommelier.
Una experiencia única, semi privada, máximo para cuatro personas donde se ofrece una selección de platos de La Sala de Leo y de La Sala de Laura.
Duración estimada 2:40 minutos.

Contacto

Calle 65bis # 4-23
Bogotá – Colombia
+57 317 6616866
reservas@restauranteleo.com

FUNLEO nació gracias a la vocación de Leonor Espinosa y Laura Hernández por apoyar procesos encaminados al bienestar de las comunidades colombianas, entendiendo la gastronomía como motor de desarrollo social y económico. Por más de una década, la fundación ha trabajado articuladamente con agencias de cooperación internacional, organizaciones gubernamentales y ONGs en aras de resaltar las tradiciones gastronómicas y el patrimonio biológico e inmaterial de Colombia. Así, se enfoca en promover una cultura alimentaria que evalúe el potencial de la cocina tradicional, la biodiversidad y las identidades nacionales.